Motos sobre el agua

De cara a una nueva temporada, todo lo que querés saber, te lo cuenta el especialista Maurcio Zonis.

water-sport-1125328_640

Los aficionados a las motos, suelen serlo en todas sus formas. Las motos acuáticas son una de las maneras favoritas de los fanáticos de disfrutar de estos vehículos no sólo pintorescos, sino que también otorgan una experiencia de manejo única. Mauricio Zonis, empresario y fanático del motociclismo, sabe que un paseo en estos bichos no puede estar ausente en todo buen aficionado que se precie.

curso de fotografia

A la hora de comprar una moto de agua, hay que valorar la capacidad de cada uno para pilotearla. Nivel inicial, medio o avanzado, serán las pautas con las que cada uno medirá su habilidad para no equivocarse al adquirir una. Lo que aconseja Mauricio Zonis es que al iniciarse en el mundo de las motos náuticas, lo ideal es elegir embarcaciones no muy potentes. Zonis explica que el mercado se divide en dos tipos de motos acuáticas: las monoplaza y las multiplaza. Las primeras, conocidas como Jetski, son de dimensiones compactas. Lo mejor de éstas para Zonis son su manejabilidad y prestaciones. Zonis recomienda elegir las inferiores a los 150 kilos de peso y potencias aproximadas s 200 CV.

En cuanto a las segundas, superan los tres metros de longitud y su lugar de conducción se asemeja para Zonis, al de una moto convencional. Las más pequeñas, por la velocidad que pueden tomar, requieren de cierto nivel de pilotaje. Zonis advierte que son como misiles, por su capacidad de aceleración. Las segundas, tienen la ventaja de la carga, y del remolque.  Mauricio Zonis señala que para esto suelen contar con 300 CV y entre 200 y 300 kilos de peso. Si bien no son tan explosivas, se comportan fantásticamente gracias a la solidez de su motor, reflexiona el empresario. Un panorama a la hora de hacer una compra inteligente.
aprender inglés