Las mejores motos del mundo: La Yamaha YZF-R1

Importancia, diseño, poder, prestigio, presencia. Todo eso puede ser una máquina.

Mauricio Zonis: Las mejores motos del mundo: La Yamaha YZF-R1

En la sección de las motos más importantes de todos los tiempos, hoy presentamos a una serie que cambió la historia. La Yamaha YZF-R1 está entre las ganadoras de importantes premios en el 2015, pero además, si lo ponemos en contexto, veremos su importancia. El experto Mauricio Zonis comenta: “Ha habido algunas máquinas sorprendentes en los más de 100 años de motociclismo, pero quizás esta máquina merece una mención especial por su diseño, confort, motor e innovaciones a nivel precisión en el manejo”.

Ganó el mejor premio al diseño en Alemania 2017, con su modelo más conocido, Supersport. El galardón se obtiene si se considera que la máquina es una “aportación pionera para el mundo del diseño alemán y del mundo”, detalla Mauricio Zonis.  Entre más de 4 mil participantes, es la primera vez que se alza con este reconocimiento, pero ya tuvo el honor de ganas premios al mejor modelo internacional del 2015, premio al buen diseño, del mismo año, premio al diseño iF 2016 y al mejor diseño de producto RedDot 2016.

“Sin embargo desde mi punto de vista el más importante fue el premio Moty, que se le otorga en el 2015 por ser la mejor moto del año”, destaca Mauricio Zonis. Es un premio que organiza Motorcyclist Magazine. “Al tratarse de una publicación con su prestigio y especialización, no sólo es confiable el certamen, sino que está bien pensado, por categorías, evaluando todas las características de las máquinas a cargo de los expertos de la revista americana”, enfatiza Zonis. “Chasis, suspensiones y motor se renovaron por completo. Una moto que entusiasma con sólo verla y enamora desde el primer rugido de motor que entrega 200CV. La revista la describe como una obra maestra de aquel año”,  cuenta Mauricio Zonis. El premio es para el último modelo de su famosa Superbike. “Un lujo para disfrutar cada kilómetro recorrido”, asegura Zonis.