Claves para un buen navegador satelital para la moto

Es genial tomar la motocicleta para un paseo de domingo por la tarde, sin embargo, a menudo termina en el mismo dilema: ¿el camino ya conocido o uno nuevo que le permitirá explorar más a riesgo de perderse? “Es una decisión que difícil sobre todo para aquellas motocicletas que no vienen con una unidad de navegación por satélite incorporada y, por tanto, necesitan una unidad separada”, señala Mauricio Zonis. Aquí es donde el siguiente problema entra en foco ya que no suele haber mucho espacio en la motocicleta promedio y lo mejor es asegurarse que tenga en cuenta las funciones que se necesitan realmente. “Hay un montón de modelos en el mercado y pueden conseguirse modelos realmente baratos procedentes de China, aunque a menudo no funcionan o no se pueden actualizar lo suficiente y por tanto se vuelvan obsoletos”, avisa Mauricio Zonis.

Mauricio Zonis: Claves para un buen navegador satelital para la moto

Como en cualquier toma de decisión, hay una serie de claves e items a tener en cuenta. Para Mauricio Zonis las principales para encontrar un buen navegador satelital son: calidad del dispositivo, incluyendo la flexibilidad de enrutamiento y la capacidad para sobrevivir a un fuerte aguacero. Visibilidad ante luz solar directa. Estabilidad y calidad del montaje. Tamaño de la pantalla. Funcionalidad cuando se opera con guantes puestos. Buena duración de la batería, sobre todo porque suele ser muy complicado cargarlo en movimiento y la posibilidad de conocer las directivas a través de los auriculares y otros dispositivos bluetooth. “Por último -señala Mauricio Zonis- una característica muy buscada por todos es el de las advertencias de cámaras de control de velocidad. En este ítem son clave las actualizaciones. No hay nada peor que confiar en un equipo arcaico”, sentencia.

Para concluir, el especialista se refiere a los debates en torno de estos gadgets. “Hay un montón de gente que proclama que es peligroso utilizar GPS en la moto o que los que lo utilizan no son realmente conductores. Uno de los supuestos clave que los que proponen este argumento es que echándole un vistazo a una pantalla GPS mientras conduces una moto es más peligroso de lo que es un coche. Esto se basa en ninguna investigación alguna, y como tal es una pretensión infundada”, concluye Zonis.